Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow El vínculo Colombia e Israel y su visión del proceso bolivariano

El vínculo Colombia e Israel y su visión del proceso bolivariano PDF Imprimir E-Mail

Feb-19-08 - por Fabián Calle

A principios de febrero del presente año, el ministro de Defensa de Colombia -y potencial candidato presidencial oficialista en el caso que no se concrete el proyecto de re-reelección del actual Presidente Álvaro Uribe-, Juan Manuel Santos, realizó una visita oficial a Israel. Un hecho llamativo fue la alta significación que le dio el poder político de este último Estado. Ello se vio reflejado en reuniones con numerosos ministros así como con el propio Presidente israelí. Si bien el objetivo oficial de la visita fue concretar la compra de material bélico, básicamente aviones de combate Kfir (versión modificada por Israel en la década de los '70 del Mirage francés) y la modernización del mismo modelo de aeronave con que cuenta la Fuerza Aérea colombiana desde hace dos décadas, la presencia del ministro tuvo una clara trascendencia política y estratégica. A manera de antecedentes para entender dicho acercamiento, cabría recorrer la política de la Venezuela chavista hacia actores sensibles a la seguridad de Israel tales como Irán y Siria.

Durante el año 2005 el Presidente Chávez afirmó que consideraba seriamente la posibilidad de entregarlos los aviones F-16 AB en manos de la Fuerza Aérea venezolana a Irán o a Cuba, dado que el embargo de armas impuesto por Washington impedía su reparación. No obstante, el clima de tensión entre Israel y Venezuela aún no se había completamente desarrollado. Es más, ese mismo año, Washington frenó un proceso de negociación entre Venezuela y empresas de Israel que tenían como objetivo la modernización de esos aviones de combate. Cabe indicar que era poco probable que tanto Cuba o Irán hubieran tenido interés, por problemas logísticos, en incorporar estas aeronaves.

Ya para el año 2006, el ex Director Nacional de Inteligencia de los EE.UU., J. Negroponte (y actual Subsecretario de Estado de los EE.UU.), afirmaba que el régimen de Chávez estaba cada vez más cerca de ser calificado como un Estado que respalda al terrorismo (tal como Washington califican a Cuba, Irán, Siria, Sudán y Corea del Norte). Negroponte advirtió sobre el creciente interés de Caracas en intensificar lazos políticos, económicos y de seguridad con Irán y Corea del Norte (calificados por los documentos Nacional Security Strategy de los años 2002 y 2006 de la Casa Blanca como parte del "eje del Mal" y "Estados tiránicos" respectivamente). De manera contemporánea, el Centro Wiesenthal criticaba a Chávez  por la situación de la comunidad judía en territorio venezolano (unas 15 mil personas) y por el acercamiento diplomático y económico a Teherán y Damasco. En el mismo sentido, centros de estudios en temas de seguridad y política exterior de Israel y ligados a las comunidades judías en los EE.UU. y América Latina acentuaron sus advertencias sobre la existencia de referencias antisemitas en el ideario de líderes como Chávez, Evo Morales y aun, en menor medida, en Ollanta Humala.

Este aumento de las fricciones israelíes-venezolanas se terminó de consolidar y acentuar en el año 2006, de manera contemporánea a la guerra que se desarrolló en el Líbano para la misma época. Algunas de las definiciones de Chávez durante una conferencia de prensa en Teherán con el Presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad en Julio 2006, no dejaron de impactar por su contundencia y la incorporación plena de ciertos clivajes del Oriente en la agenda política de Sudamericana: "¿Por qué ellos [Israel] no tratan de buscar a un ejército, y lo confrontan como a un ejército de verdad? Si ustedes quieren guerra, búsquense a un ejército verdadero para combatir. Si ellos quieren guerra, por los demonios que tienen dentro, ¿por qué no se comportan como soldados? Yo soy soldado. Vengan contra nosotros los soldados. Pero qué cobardía, bombardear un refugio con mujeres y niños que no tienen ni siquiera una piedra con que defenderse. Cuan valientes deben sentirse los pilotos israelíes cuando actúan esta manera. (...)".

Durante el 2007 y lo que va del 2008, se sucedieron visitas oficiales entre Teherán y Caracas así como la firma de numerosos acuerdos comerciales y en materia energética. En el mismo sentido, el gobierno de Chávez alentó una mayor aproximación de la potencia persa con Bolivia y Nicaragua. De manera menos rimbombante e ideológicamente recubierto, pero no por ello menos significativa, el propio Brasil de Lula siguió profundizando los vínculos económicos con Irán. A tal punto que le Embajada de los EE.UU. en Brasilia expresara críticas acerca de la creciente actividad conjunta en temas petroleros y energéticos.

El choque político-ideológico entre Venezuela y Colombia detonaron, si bien fueron relativamente bien contenidas y moderadas por Chávez y Uribe, entre el 2002 y 2007, a partir de noviembre del año pasado por la decisión del gobierno colombiano de "des-invitar" a Chávez como negociador con las FARC. En el nuevo clima bilateral se han acentuado acusaciones cruzadas de estar respaldando "proxy forces" para desestabilizar al otro (Bogotá acusa ahora más directamente a Chávez de respaldar a las FARC y aun asistirla militarmente1 y los bolivarianos apuntan el dedo hacia Bogotá afirmando que estos ha comenzado a acelerar la infiltración de fuerzas paramilitares colombianas y sicarios del narcotráfico dentro de Venezuela para acentuar el clima de inseguridad y, eventualmente, hacer ataques de naturaleza política-armada). Hasta fines del 2007, la administración Uribe se había limitado a afirmar que las FARC desarrollaban actividades en territorio venezolano pero sin consentimiento de Chávez y que él era un "referente ideológico" de las FARC. Para completar el panorama, el Comando Sur de los EE.UU. a fines del 2006 destacó la posibilidad que exista la presencia de personas ligadas a Hizbollah (estrecho aliado de Irán y Siria) en áreas cercanas al Canal de Panamá, en zonas de población de origen libanés en Colombia y en la Isla Margarita en Venezuela.

Frente a este panorama, cabe esperar un creciente interés (¿y respaldo?) por parte de Israel en el suceso de los EE.UU. y Colombia en sus estrategias de contención a Chávez y la desarticulación de las FARC. Asimismo, con bases sólidas o no, seguramente comenzarán a reforzarse las hipótesis y versiones sobre alguna matriz de cooperación entre grupos armados fundamentalistas que operan en el Medio Oriente con la principal guerrilla colombiana y con el aparato de seguridad chavista. Por último, los gobiernos como el de la Argentina -que busca tener estrechas relaciones económicas y diplomáticas tanto con Caracas y como con Tel Aviv y la comunidad judía- deberán incorporar en su ecuación esta hace pocos años inesperada conexión entre estos geográficamente distantes escenarios de conflicto.


(1) Sobre este punto, la posición más dura la tiene el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos. No obstante, el propio Jefe del Estado Mayor Conjunto de los EE.UU., el Almirante Mullen, durante su reciente gira por tierra colombiana, se negó a afirmar que Venezuela haya pasado a cooperar militarmente con las FARC.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores