Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow Las Fuerzas Armadas de Brasil y el nuevo modelo pacificador

Las Fuerzas Armadas de Brasil y el nuevo modelo pacificador PDF Imprimir E-Mail
Dic-16-10 - por Rosendo Fraga

Las Fuerzas Armadas brasileras, conjuntamente con las Fuerzas Policiales Federales y Estatales (Provinciales), participaron por primera vez en una operación ofensiva contra elementos armados narcotraficantes del complejo favelario Alemao en Rio de Janeiro (RJ). La operación que concluyó con la ocupación de la zona por tiempo indeterminado, constituye un hito respecto al modo en que se conducirá la lucha contra una de las denominadas "nuevas amenazas" en ese país. 

La legislación argentina tiene semejanzas, dado que el articulo 31 de la ley 24.059 Ley de Seguridad Interior establece "... las Fuerzas Armadas serán empleadas en el restablecimiento de la seguridad interior dentro del territorio nacional, en aquellos casos excepcionales en que el sistema de seguridad interior, descripto en esta ley, resulte insuficiente a criterio del Presidente de la Nación ...".      

La decisión del presidente Luis Lula da Silva, probablemente tomada hace ya algún tiempo, pero adelantada por la urgencia de los acontecimientos, implicó asumir el eventual costo político. Lula favoreció a que su sucesora, la presidente electa Dilma Rousseff, no pueda cargar con otra responsabilidad, que no sea la de continuar con el nuevo "modelo pacificador brasilero".  

El complejo Alemao, integrado por 12 de las 968 favelas existentes en todo RJ, cubre 296 hectáreas, en las que habitarían 100.000 personas. Para esta operación se empeñaron aproximadamente 3000 policías con el costo oficial de 32 muertos civiles. Se secuestraron 518 armas, 34 toneladas de narcóticos, se detuvo a 200 personas en averiguación de antecedentes y se procesó a otros 60 sospechosos. Las fuerzas militares aislaron la zona de operaciones con 44 puestos de control y el patrullaje del perímetro, lo que incluyó el cierre del espacio aéreo, mientras que las fuerzas policiales ejecutaron allanamientos, patrullajes interiores y detención de personas.             

Los antecedentes para esta decisión fueron indudablemente hechos similares vinculados al mismo complejo Alemao durante 2007, días antes de la abertura de los XV Juegos Panamericanos y el concierto Live Earth en Copacabana. La violencia se inició con una escalada de enfrentamientos armados que comenzaron el 2 de mayo y concluyeron como resultado de una operación policial de gran magnitud el 27 de junio, que produjo 19 muertos y numerosos heridos. Ante acusaciones en contra de la policía, por sospechas de ejecuciones sumarias, se labraron investigaciones a nivel estatal y federal con resultados contradictorios, además de otra emprendida por la Organización de Naciones Unidas (ONU), que no pudo determinar responsabilidad alguna para las fuerzas gubernamentales involucradas.  

Las fuerzas policiales han conducido innumerables operaciones de magnitudes semejantes en  el pasado, pero en todos los casos como si se tratara de una fuerza incursora, desde el exterior de las favelas, replegándose de la zona, una vez obtenidos los objetivos buscados. Recientemente se implementó una nueva estrategia, para recuperar la presencia del Estado en forma permanente, mediante las UPP (Unidades Policiales de Pacificación). Estos elementos operan desde instalaciones fijas establecidas en el interior de la favela, donde reafirman la presencia estatal, brindan seguridad y en coordinación con otros organismos, canalizan requerimientos de servicios básicos de salud, asistencia social y obras públicas. La criminalidad organizada, particularmente el narcotráfico, reaccionó rápidamente, al ver amenazada su libertad de acción y el control territorial.    

Según informes de inteligencia, los recientes incidentes fueron planificados y ordenados por jefes de organizaciones criminales detenidos en la Penitenciaria Federal de Catanduvas, en Paraná.   

En esta oportunidad la escalada de acciones comenzaron el 20 de noviembre en la autopista Rio-Teresopolis con un arrastao, modalidad delictiva de ola humana, que se concentra sorpresivamente, detiene el transito y avanza a la carrera robando lo que encuentra a su paso. El 21, en otra autopista, un grupo armado atacó e incendió tres autos, seguidamente interceptó y robó un cuarto, perteneciente a la Fuerza Aérea, en el que se fugan. El 22 un puesto caminero policial localizado sobre una tercera autopista fue atacado con ráfagas de ametralladora desde vehículos en movimiento. El 23 otro puesto policial en un barrio periférico es atacado a tiros. El día 24 se incendiaron 15 automóviles y ómnibus en distintos barrios, a los cuales el día 25 se sumarían otros 30 vehículos incendiados. Se destaca que durante el lapso en que se ejecutaban las operaciones de pacificación, continuaron sin pausa los incendios indiscriminados de vehículos en distintos lugares de la ciudad, totalizando finalmente 181 casos registrados hasta el día 27, fecha en que disminuyó significativamente la violencia callejera.        

Con la crisis en pleno desarrollo y ya en su tercera jornada, el Ministro de Defensa Nestor Jobim emitió el primer comunicado, el día 24 de noviembre, donde expresa que autoriza al Comando de Marina, para que esa misma tarde brinde apoyo logístico al gobierno del Estado de RJ, para ejecutar operaciones contra la criminalidad. Puntualiza que el pedido fue efectuado por el Gobernador del Estado Sergio Cabral y agrega, que el pedido no implica movilización de tropas, solamente los medios de transporte y las tripulaciones necesarias para la operación y el mantenimiento de los vehículos.    

La operación  que se inicia sobre la favela Vila Cruzeiro provoca la huida de los narcotraficantes armados hacia el vecino complejo Alemao. En consecuencia, el día 25 a la noche se difunde la Directiva del Ministerio de Defensa 14/2010, para refuerzo del apoyo, transformando las tareas en ejecución en una operación de Garantía de la Ley y el Orden (GLO). Se ordena al Ejército desplazar 800 hombres "para protección de las áreas de conflicto que serán ocupadas por las Fuerzas Estatales y por la Policía Federal", a la Fuerza Aérea asignar un helicóptero Super Puma y un UH1H, a los Comandantes de las Fuerzas Armadas, que coordinen acciones para destacar 10 vehículos de transporte de personal blindados, equipos de comunicaciones aire-tierra y equipamiento de visión nocturna y al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas se lo responsabiliza de la coordinación entre los distintos comandos militares, federales y estatales involucrados en la operación.  

El día 26 se emite un segundo comunicado en el que expresa, que el Ministro Jobin se reunió con el Gobernador Cabral, para discutir el apoyo que prestaran las tropas federales a las fuerzas policiales del Estado. Se destacan los comentarios del Gobernador: "Hoy es un día histórico" y "...el pueblo de Rio de Janeiro es consciente que la ley y el orden son condiciones básicas para que los derechos humanos sean respetados", con otro enfoque se destaca que el Ministro afirmó que las misiones de las Fuerzas Armadas y las Policiales están bien definidas en la legislación vigente, y por lo tanto, "No hay posibilidad de fricción alguna". Sostuvo que las tropas empeñadas son profesionales de la Brigada Paracaidista con experiencia en Haití y se agrega "tranquilizó" diciendo "No son reclutas". 

Después de 3 días de operaciones se aniquiló la ligera resistencia armada presentada por los delincuentes y quedó asegurado el control de las calles de Alemao. El día 29 se emitió un tercer comunicado, donde se expresa, que si bien fueron conquistados los primeros objetivos asignados por las autoridades de RJ, se continuará con el apoyo solicitado, facilitando los medios necesarios, que sean requeridos en próximas etapas, tal como se ha estado realizado hasta ese momento. 

En esta operación de saturación, además del impresionante despliegue blindado en las estrechas calles de la favela, con vehículos de combate LVTP-7, M-113, EE-11 Urutú e incluso EE-9 Cascabel provistos de cañón de 90 mm, también desfilaron a pié al compás de sus instrumentos, las Bandas de la Brigada de Paracaidistas, comunicando así a la población que las Fuerzas Armadas habían retomado el control.         

El 4 de diciembre se difundió la directiva ministerial 15/21010 con un cuarto comunicado, en la cual se ordena al Ejército que organice una "Fuerza de Pacificación (F Paz)", dependiente del Comando Militar del Este, para "empeñamiento temporario de militares de las Fuerzas Armadas, para la preservación del orden público, de las comunidades de los complejos de Penha y Alemao", reiterando que los mismos responden al requerimiento efectuado oportunamente, por el gobernador del Estado de RJ. Detalla también que las misiones del personal serán "patrulla, requisa y detención en flagrancia" y que el delicado punto de las Reglas de Empeñamiento para las tropas, o sea las  acciones de respuesta ante distintas situaciones de violencia que se configuren, serán elevadas previamente para su aprobación, tanto al Ministro de Defensa como al Gobernador de RJ. 

Con el título "El Ejército comandará Fuerza de Pacificación (F Paz) en Rio con efectivos federales y estatales" se emitió un tardío quinto comunicado el 6 de diciembre, en el que se remarcan algunos puntos de la directiva 15/2010, sobre limitaciones de la intervención militar, precisando "que los militares no realizaran acciones de búsqueda en domicilios ni la detención de personas, tareas que continuaran siendo responsabilidad de las fuerzas policiales, que estarán bajo el comando de la F Paz. Estas fuerzas estatales, no obstante, tendrán comandantes propios, y serán ellos los que se vinculen con el Comando del la FPaz". El ministro Jobim se negó a fijar fecha de finalización para las operaciones de esta Fuerza de Paz, ya que implicaría presuponer que habría necesidad de su empleo hasta esa fecha, cuando posteriormente podría ocurrir que no hubiera necesidad alguna.  

Brasil cuenta con 5 instituciones que son contempladas en la Constitución Federal para aplicar la ley. En el nivel estatal son la Policía Militar Estatal y Cuerpo de Bomberos y la Policía Civil Estatal, a nivel nacional dispone de la Policía Federal, la Policía Federal de Caminos y La Policía Federal de Ferrocarriles. Como resultado del incremento del delito y el nivel de violencia vinculado al narcotráfico, fue necesaria la creación en 1978 del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) en RJ como fuerza de élite, pero enmarcada dentro de la orgánica de la Policía Militar de ese Estado. En 2004 se creo la Fuerza Nacional de Seguridad Publica, que no es una institución nueva, sino un elemento de tarea conformado por elementos de la Policía Militar pertenecientes a distintos estados para emplearse en situaciones de emergencia o estados de excepción.  

El apresurado empleo de las Fuerzas Armadas y la creación de una "Fuerza de Paz", evidencian determinación para aplicar los modos de acción que sean necesarios, a fin de recuperar el espacio perdido por el Estado brasilero, ante el avance territorial de poderosas organizaciones criminales y la insuficiencia de las fuerzas policiales. Pero también significa un agravamiento creciente de la situación interna de un país con pretensiones de potencia mundial. Si bien se diferencian claramente las misiones de militares y policías, la naturaleza misma del combate contra las "nuevas amenazas", no permiten definir, especialmente en el escenario urbano, cual es el frente y cual la retaguardia. Dudosamente se pueda evitar que en el futuro, por la dinámica e imprevisibilidad misma de los acontecimientos, se haga necesario emplear crecientemente a las Fuerzas Armadas, en otros barrios de RJ o incluso en otras ciudades populosas del Brasil, en misiones en que se excederían las atribuciones previstas por la legislación actual, como sucede ya en otros países de la región.
 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores