Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow ¿América Latina puede ser el eje de Occidente?

¿América Latina puede ser el eje de Occidente? PDF Imprimir E-Mail
Dic-01-10 - por Rosendo Fraga

Para Goldman Sachs, en 2050 Brasil será la cuarta economía del mundo y México la quinta. En el pasado, no siempre este tipo de pronósticos han sido certeros. En 1980 se estimaba que para 2010 Japón iba a superar el PBI de EEUU. Las razones eran básicamente dos: había crecido entre 1945 y 1980 mucho más y a ello se agregaba que el rendimiento promedio en matemáticas del estudiante japonés era muy superior al norteamericano, con lo cual la potencia asiática emergente de entonces se aseguraba la supremacía en el campo del conocimiento. Pero la economía japonesa se estancó, EEUU importó cerebros de todo el mundo y China hizo un giro hacia el capitalismo que 30 años atrás no parecía lo pudiera hacer con tanta eficacia. Pero también es cierto que Godlman Sachs nueve años atrás lanzó el pronóstico del grupo BRIC, de acuerdo al cual hacia 2040 cuatro economías que no estaban entre las primeras diez al comenzar el siglo XXI, lo estarían entonces: Brasil, Rusia, India y China. Una década más tarde no solo el pronóstico se cumplió, sino que se anticipó. China ya es la segunda economía del mundo, Brasil la octava -pese a las escenas de violencia en la represión de los narcos en las favelas de Río-, India se acerca a la décima y Rusia ha crecido algo más lentamente de lo previsto. Ahora, para 2050, el mismo banco de inversión pronostica que China será la primera economía del mundo, EEUU pasará a ser la segunda, India sería la tercera, Brasil la cuarta y México la quinta. Ninguna economía europea quedaría en las primeras cinco.     

De este informe, lo relativamente nuevo es la buena perspectiva que adjudica a México. Hoy aparece amenazado por el narcotráfico y algunos consideran que puede correr el riesgo de transformarse en un estado fallido. Tiene aproximadamente la misma población que Japón y algo más que Alemania, pero en cuarenta años habría superado a las que hoy son la tercera y la cuarta economía. El pronóstico de Brasil ya sorprende menos. Es que ya se cumplió y hoy es la octava economía del mundo, con lo cual no parece tan sorprendente que en cuarenta años sea la cuarta. Esto implicaría un cambio muy importante. Hoy ningún país latinoamericano está entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la UN, pero en las próximas décadas Brasil seguramente estará y probablemente mucho antes del 2050. Ningún país latinoamericano está en el G7, que reúne a las economías más desarrolladas del mundo, pero el PBI brasileño ya está en camino de superar al del Reino Unido o Francia en muy poco tiempo.  

Mientras tanto, la demografía muestra que para mediados del siglo el fenómeno hispano en los EEUU habrá aumentado significativamente. La demografía es una de las disciplinas que permite proyecciones de largo plazo más consistentes. Es que la cantidad de niños que nacen hoy anticipan con mucha precisión los adultos que un país tendrá mañana. Los hispanos crecen tanto por la mayor natalidad como por la inmigración. En 1950 los hispanos eran solo el 1% de los norteamericanos y hoy han pasado a la minoría afro, al ser el 14%. Los cálculos más conservadores proyectan que para 2050 serán una cuarta parte de los habitantes de los EEUU, pero otros cálculos hablan de un tercio o incluso el 40%. En 2000, uno cada cinco niños menores de 5 años era de origen hispano y hoy lo es uno cada cuatro. No solo para 2050 el PBI de la actual primera potencia del mundo sería la mitad del de China, sino que al mismo tiempo se habría transformado en un país bilingüe inglés-castellano, como hoy lo es Canadá (inglés-francés). Si esto sucede así, para 2050 los latinoamericanos tendrían no solo la cuarta y la quinta economía del mundo, sino también gran parte de la segunda. No solo el eje de la economía mundial habrá pasado para mediados del siglo al Asia, sino que el eje de occidente ya no estaría ni en los EEUU ni en Europa, sino en América Latina. California, que disputa a Brasil el lugar de octava economía del mundo, tendría para mediados del siglo mayoría neta de hispanos.  

La lengua, la cultura y la religión juegan un rol importante en la proyección mundial de América Latina. Hoy hablan español y portugués casi la mitad de los países de occidente, seis del África y solo un par en el amplio continente asiático. Si bien son dos idiomas distintos, cada vez más los luso-americanos y los hispano-americanos se entienden sin necesidad de traducción. Son lenguas con el mismo origen y pueden ser entendidas por quien habla uno de los dos idiomas. Incluso no podría descartarse que en el largo plazo, ambas lenguas tengan una suerte de fusión. El español sería entonces la primera lengua hablada en occidente y ya no el inglés. La Iglesia Católica se beneficiaría de esta situación, ya que mantendría su posición de primera religión del mundo por su cantidad de integrantes, algo que el Vaticano demora en reconocer, cuando ya más de la mitad de los católicos del mundo son latinoamericanos, pero de los nuevos cardenales solo el 10% proviene de esta región. La cultura occidental tendrá para entonces una fuerte impronta latinoamericana. Es que en el largo plazo, tanto el futuro de la Iglesia Católica como el de la cultura occidental dependerán en gran medida del avance de los países latinoamericanos. La menor capacidad que demuestran los latinoamericanos por la ciencia y la técnica es un obstáculo que puede alterar este tipo de pronósticos, pero no se trata de un factor irreversible.  

En conclusión: para Goldman Sachs, en 2050 Brasil será la cuarta economía del mundo y México la quinta; si bien este tipo de pronósticos han demostrado ser relativos, el reciente del grupo BRIC se cumplió más rápido de lo esperado; al mismo tiempo, la demografía anticipa que para mediados del siglo los hispanos serán entre la cuarta y la tercera parte de los estadounidenses y para 2050 el eje de occidente a América Latina, jugando un rol importante en ello lengua, cultura y religión, además de la población y la economía.
 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores