Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow EEUU: Tras el "supermartes" de Carnaval

EEUU: Tras el "supermartes" de Carnaval PDF Imprimir E-Mail

Feb-06-08 - Por Joaquín Roy*

Apenas ha empezado la carrera por la Casa Blanca. En rigor, a grandes rasgos, el trío que tiene más posibilidades de llegar a las semifinales de las convenciones, es el que se sospechaba cuando comenzó el larguísimo periodo electoral tras la reelección de George W. Bush en 2004.

Entre los candidatos demócratas, la duda hace meses era quién retaría el protagonismo de Hillary Clinton. Apenas John Edwards, el candidato vicepresidencial de John Kerry, era creíble. De los demás, solamente la novedad del origen afroamericano de Obama ofrecía visos de cambio real en el escenario político, que clama a gritos un giro al desastre generalizado y la división social con que cierra la presidencia de George W. En el campo republicano, plagado de figuras oscuras y desmotivados pretendientes a la derrota anunciada, en todo momento sobresalía John McCain, del que se recordaba su pasado de prisionero de guerra en Vietnam y su potencial para curar las heridas levantadas por la dirigencia de su partido durante los últimos ocho años.

Por lo tanto, la situación no ha hecho más que empezar. Le queda un largo camino a Hillary y Barack para capturar el número de votos necesario para la coronación en la convención demócrata de Denver y de allí pasar a la gran final de noviembre. El ansia de cambio favorece a ambos. Como Clinton y Obama asintieron en el debate de la CNN antes del "supermartes", cierre del Carnaval (coincidencia), uno de ellos será el presidente. Pero todavía deben encarar obstáculos notables y sortear peligros importantes, si quieren personalmente capturar el honor, y al mismo tiempo garantizarlo para el partido.  

En el campo republicano, la marcha inexorable de McCain hacia la nominación favorece la imagen de consistencia del partido y refuerza la apariencia de moderación. Esta tarjeta de visita es muy necesitada por su partido para recibir el favor de lo sectores centristas, alejados de los extremistas conservadores, los intolerantes en religión y valores, y los que todavía visceralmente defienden el papel errático de Estados Unidos en el mundo. Pero el lastre que McCain enfrentará hasta el final, aparte de evitar el beso de la muerte de Bush, que todos los candidatos republicanos han evitado como la peste, es su edad, ya que de ser elegido se enfrentaría a un segundo mandato superando los 75 años, y de ser reelegido se jubilaría casi en su cumpleaños 80.  

Más complicada tienen su tarea los dos semifinalistas demócratas. Mayor peligro encara su partido que el de McCain. El factor moderador (similar a la necesidad republicana) ejercerá una influencia en las inclinaciones en las primarias que quedan, en el conteo de los votos para asistir a la convención, y en finalmente elegir un equipo ("ticket") ganador, más allá del desenlace entre Clinton y Obama.  

Hillary deberá sacarse el lastre de ser percibida como un resultado del "establishment" de Washington (no lo puede negar, como consorte de un ex presidente). Todavía no ha superado la desconfianza en sectores jóvenes, círculos afroamericanos, conservadores de toda la vida y los necesarios hispanos que votan mayoritariamente por los demócratas. La bofetada que ha representado el respaldo de Ted Kennedy es difícil de digerir. Pero en los debates y en las apariciones televisivas ha demostrado poseer unas tablas impresionantes, un rédito difícil de batir.  

Este detalle, significativamente, se puede convertir en el mayor enemigo de Obama. Su profesionalismo, su discurso impecable, su prestancia entre ensayada y espontánea parecen estudiados y en pos de la imitación de figuras del pasado, como el propio Bill Clinton, y, naturalmente, John Kennedy. Pero su peor enemigo puede ser precisamente su arriesgada y valiente promesa de sacar a Estados Unidos de Irak. La clave, de llegar a la final de la elección presidencial, será cómo responder a las expectativas de los jóvenes, los marginados y, curiosamente, los varones blancos, que mayoritariamente lo prefieren a Hillary.  

Ambos, y más su partido, enfrentan un riesgo notable que puede ser la única ventaja de los republicanos. Una lucha abierta, pespunteada de ataques personales y señalamiento de detalles biográficos, puede dañar seriamente no solamente las posibilidades del finalista (sea Obama o Clinton), sino de su partido. De ahí que van a evitar, o tratarlos de puntillas, de temas espinosos, como la inmigración indocumentada, y añadirse al consenso general de proceder a una reforma del sistema.  

De ahí también que deberán llegar a una fórmula neutralizada para aparcar el tema de Irak. Después de todo, fue la principal chispa de la división del país provocada por Bush, tras su lamentable administración de la gestión del 11 de Setiembre. Pero eso se verá en las semanas antes de noviembre.  

*Joaquín Roy es Catedrático 'Jean Monnet' y Director del Centro de la Unión Europea de la Universidad de Miami - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores