Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Bolivia: La suerte de USAID divide al Gobierno PDF Imprimir E-Mail

Jul-20-10 - por Daniela Espinoza (PULSO)*

Los intentos de la Cancillería por recomponer un clima cordial en la relación con EEUU al parecer estarían resultando insuficientes ante la imposición de la “línea dura” gubernamental que insiste en la salida de USAID del país y que, incluso, habría sugerido la “toma” simbólica del edificio de Obrajes.

El canciller David Choquehuanca y muy pocos funcionarios más del Gobierno estarían a punto de perder la pulseta con los representantes de la “línea dura” oficial respecto de la situación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su nombre en inglés).

Fuentes diplomáticas y gubernamentales aseguraron a Pulso que quienes encabezan la línea más radical en este tema –y que “quieren ver cuanto antes a USAID fuera del país”– serían el vicepresidente Álvaro García Linera y el ex ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

La campaña desatada contra la agencia estadounidense –a la que se acusa de conspiración, tanto desde el Gobierno como desde sectores críticos del país y del extranjero, que buscan y encuentran pruebas–, en la cual ha intervenido con especial entusiasmo el propio presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, estaría a punto de concretar sus objetivos, añaden las fuentes.

Es más, se dice que de acuerdo con un convenio suscrito hace un par de décadas por el Gobierno boliviano con el de Estados Unidos, en el marco de la Ley Pública 480 (PL480), existiría la posibilidad de que una vez concretada la expulsión de USAID, el Gobierno se adueñe del edificio ubicado en el barrio de Obrajes, cuya construcción fue ejecutada en 1992 por la empresa CBI con el proyecto del arquitecto Juan Carlos Calderón.

“Este es un Gobierno que pone mucho énfasis en el carácter simbólico de algunos actos. Para ellos sería excelente oportunidad si, una vez expulsada USAID, se despliega una bandera boliviana en la fachada de ese edificio, aunque no se trate propiamente de una expropiación, sino de la consecuencia obvia del fin abrupto de un acuerdo”, comentó un ex funcionario de la Cancillería boliviana, que pidió mantener su nombre en reserva.

Algunos miembros de la delegación diplomática estadounidense confiaron que en la actualidad algunos pisos del edificio de USAID se encuentran vacíos a causa del cierre de una serie de proyectos y que están preparados “para lo que venga”.

En el Gobierno, quien todavía mantiene las esperanzas de llegar a un “acuerdo” es el canciller David Choquehuanca, cuyos esfuerzos sin embargo tropiezan con la posición de otros sectores. “Parecería que la política exterior pasa por todas partes, menos por la oficina del Canciller”, comentó la fuente diplomática, “porque de otra manera no se explica cómo es que justamente cuando Choquehuanca habla de acercamientos y gestiona reuniones de alto nivel, incluso con el Secretario Adjunto del Departamento de Estado para Latinoamérica y señala avances de hasta el 99 por ciento en la búsqueda de un acuerdo, aparecen nuevamente los duros y se da marcha atrás”.

Hay quienes creen, sin embargo, que el Gobierno está esperando el momento adecuado para actuar y que éste depende mucho de los resultados electorales de octubre en Brasil y del apoyo que el futuro Gobierno de dicho país pudiera brindar a Bolivia, sobre todo en materia de proyectos de desarrollo que sustituyan los de la agencia estadounidense.

A través de su declaración como “Territorio Amazónico Libre de USAID” y la expulsión de varias ONG dependientes de dicha agencia, los alcaldes de Pando, aparentemente, han dado ya el paso inicial.

Más denuncias ¿menos cooperación?

Los ataques a USAID han surgido en momentos de conflicto para el Gobierno. La agencia estadounidense apareció cuando las regiones de la “media luna” ejercieron presión por la autonomía y, más recientemente, cuando se organizó una marcha indígena desde el Beni hacia La Paz.

De manera insólita, el Gobierno acusó a USAID de estar detrás de la CIDOB e incluso del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS), la organización no gubernamental en la que trabajaron y se formaron políticamente varias personalidades, entre las cuales se destaca el ministro de Autonomías, Carlos Romero.

La presión oficial sobre USAID ha determinado también que otras agencias de cooperación internacional, particularmente las europeas, limiten los recursos a lo estrictamente necesario y supriman componentes antes importantes, como los de gobernabilidad y democracia, dinero que recientemente “sólo se ha utilizado para financiar viajes oficiales”, según nuestras fuentes.

Un representante de la cooperación alemana confirmó esta versión y dijo que desde el año 2005, “hubo un reacomodo de la estructura de cooperación internacional al país, que además de las susceptibilidades bolivianas hacia los Estados Unidos se ve reforzada por el crecimiento de las reservas nacionales y que le da al Estado la capacidad de elegir con qué cooperación quiere trabajar”.

Antes, señala la fuente, un 80 por ciento de la agenda externa de cooperación a Bolivia era definida por el Gobierno de los Estados Unidos a través de USAID y “las cooperaciones de países europeos debían ajustar sus planes y proyectos a dichos términos”.

Sin embargo, añade el entrevistado, la suspicacia con la agencia norteamericana surgió en 2006 a raíz de una voz interna que hablaba de conspiración. La denuncia estuvo acompañada de una “lista negra” que circuló por Internet, en la que figuran un gran número de personalidades muy cercanas al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, muchos de los cuales, casualmente, formaban parte del equipo de consultores de USAID y habían participado de cursos de capacitación organizados por esta agencia.

El Gobierno también observaba desde entonces, continúa la fuente, el hecho de que USAID, a diferencia de otras cooperaciones, no hubiera inscrito sus recursos en el Viceministerio de Inversión Pública y Financiamiento Externo (VIPFE) y que, además, sus consultores no descargaran impuestos en el país sino directamente en los Estados Unidos. A esto, se suma el apoyo de la agencia al fortalecimiento del Poder Judicial, así como su aporte en materia fiscal a varias prefecturas, muchas de ellas de línea opositora.

La acción de USAID en Bolivia

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) está en el país hace 46 años (inicialmente bajo el nombre de Ayuda para el Desarrollo), apoyando una serie de proyectos de desarrollo, principalmente destinados a la reducción de la pobreza y, últimamente, a la consolidación del Plan Nacional de Desarrollo (PND) del Gobierno de Bolivia.

En ese marco, implementa proyectos destinados al desarrollo de negocios, agricultura, oportunidades de comercio para la población, además de apoyar el uso sostenible de los recursos naturales, prestando asistencia a los agricultores en la producción de alternativas a las plantaciones de coca. Asimismo, la agencia trabaja para mejorar las prácticas de salud, compatibilizando los proyectos del pilar Bolivia Digna del PND.

Desde 1998 hasta el 2009, USAID proporcionó más de 1.100 millones de dólares en asistencia a Bolivia. En el año fiscal 2009 (octubre 2008 - septiembre 2009), Estados Unidos aportó 85,9 millones de dólares en calidad de cooperación a Bolivia. De esa cantidad, USAID administró 59,7 millones de dólares. Bolivia es actualmente el quinto destinatario de la ayuda exterior de EE.UU. en el hemisferio, después de Colombia, México, Haití y Perú.

Según informes proporcionados por dicha agencia, desde 2001 ha apoyado a más de 50.000 familias de los valles y las regiones del Altiplano para mejorar la producción de cebolla, ají, maní, orégano, uvas y otros productos, con el objetivo de vincularlos a mercados mejor remunerados.

Asimismo, en un lapso de aproximadamente 20 años, USAID ha apoyado a organizaciones no gubernamentales del sector salud –CIES y Prosalud, entre otras–, para que brinden servicios a zonas periurbanas y rurales de bajos ingresos.

Por otro lado, la agencia contribuyó en la certificación forestal del país –más de 2,2 millones de hectáreas de bosque han sido certificadas voluntariamente–, así como en la venta de valor agregado, a través de productos de madera certificada. El apoyo para el desarrollo alternativo integrado ha permitido a muchas familias del Chapare y Yungas diversificar su producción y exportar productos como el palmito, el banano, el café de especialidad, el cacao y la piña. Asimismo, financió la red de caminos rurales del trópico de Cochabamba.

USAID ayudó a desarrollar proyectos de infraestructura clave como el Aeropuerto Internacional de El Alto, la antigua carretera Cochabamba-Santa Cruz, y la electrificación rural (CRE en Santa Cruz y ENDE), entre otros.

Los proyectos actuales

En la actualidad, los proyectos de USAID están distribuidos fundamentalmente en tres áreas: Desarrollo Sostenible, Salud y Desarrollo Integral.

El programa de Desarrollo Sostenible tiene en su cartera los siguientes proyectos:

Proyecto Integrado de Seguridad Alimentaria (Proyecto IFS), que tiene el objetivo de incrementar la seguridad alimentaria y reducir la desnutrición crónica en las áreas rurales de Bolivia, mediante un enfoque integrado que trate el tema de la disponibilidad, acceso, uso y vulnerabilidad alimentaria en apoyo al Plan Vida del Gobierno.

Proyecto de Competitividad y Productividad - Bolivia (PCB), que busca incrementar la productividad y las ventas de las micro, pequeñas y medianas empresas (MPME) para la generación/sostenibilidad de empleos e incrementar los ingresos en las áreas urbana y periurbana.

Proyecto de Desarrollo Integrado y Conservación en la Amazonía Boliviana (Proyecto Amazonía Integrada), cuyo objetivo es brindar apoyo directo para promover la protección, conservación y uso sostenible de la biodiversidad. El proyecto se concentra en 15 municipios en el norte de Pando, el norte de La Paz, Beni, y Santa Cruz.

Proyecto de Manejo de la Contaminación de El Alto-Lago Titicaca, que como su nombre lo dice pretende contribuir al mejoramiento de la calidad del medio ambiente en la cuenca de El Alto - Bahía Cohana, reduciendo los riesgos de la salud ambiental.

Programa de Acceso a Mercados y Alivio a la Pobreza (MAPA 2), que busca incrementar los ingresos de las familias que habitan en los valles y el altiplano, facilitando su acceso a tecnologías y mercados.

En su Programa de Salud, USAID ha puesto especial énfasis en los proyectos de salud comunitaria como elemento clave para mejorar la calidad de vida de la población en mayor desventaja. Los proyectos apoyan directamente el pilar Bolivia Digna del Plan Nacional de Desarrollo (PND) del Gobierno y tienen como objetivo el logro de resultados en tres áreas clave: incrementar la capacidad de los individuos, las familias y las comunidades para tomar las acciones para mejorar la salud; ampliar la entrega de servicios de salud de calidad y alto impacto a través de redes de salud comunitarias y privadas; y, fortalecer la capacidad institucional de administración del servicio de salud dentro de las instituciones objetivo.

La primera área del programa se lleva adelante, mayormente, por cuatro organizaciones bolivianas: Procosi, Prosalud, CIES y Socios Para el Desarrollo/Prosalud. La segunda involucra a las ONG que trabajan en salud materno-infantil, salud reproductiva, planificación familiar, y control de enfermedades infecciosas. La tercera brinda asistencia técnica para fortalecer la capacidad administrativa de las autoridades a nivel nacional, regional y local en las áreas objetivo.

El Programa de Desarrollo Integral brinda asistencia para promover el desarrollo sostenible, la diversificación económica y el desarrollo social en áreas productoras de coca y áreas asociadas en Bolivia. Las actividades e inversiones en el marco del programa son conjuntamente administradas con el Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral (VCDI) y la mayor parte de éstas se lleva a cabo en la región de los Yungas.

El Programa busca apoyar el aumento de la calidad y la comercialización de los productos agrícolas; mejorar los servicios públicos básicos y las condiciones sociales; y, mejorar y mantener la infraestructura de caminos rurales.

Resultado de estos objetivos, según los informes de la propia agencia, desde 1999 a 2009 más de 8.700 kilómetros de caminos se han mantenido o mejorado, 205 puentes han sido construidos en el trópico de Cochabamba y los Yungas.

En 2009, el valor anual de las exportaciones de banano, palmito y piña del trópico de Cochabamba alcanzó los 21 millones de dólares, un aumento del 60 por ciento respecto de 2005. Asimismo, en 2009, las exportaciones de café y de cacao de los Yungas llegó a 18,9 millones de dólares, un aumento del 49 por ciento respecto de 2005.

Desde 2004, el Programa apoya a grupos de agricultores de Yungas para mejorar la calidad y los volúmenes del café de exportación, y promover la alta calidad de cafés de Bolivia en todo el mundo a través de la Taza de Excelencia (COE, por su nombre en inglés), una competencia internacional de café reconocida mundialmente. El 2009, el precio más alto obtenido en la subasta de café fue de 35,05 dólares, casi tres veces más que el obtenido el año 2008: 12,15 dólares.

*Artículo publicado en el semanario PULSO de Bolivia

 

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Los próceres y el Bicentenario de la Independencia

LATINOAMÉRICA
Calendario Electoral 2016-2017

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores