Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Cosmovisión de la nueva izquierda de Bolivia, Ecuador y Venezuela

Cosmovisión de la nueva izquierda de Bolivia, Ecuador y Venezuela PDF Imprimir E-Mail

Ene-31-08 - por Fernando Molina*

La siguiente serie de postulados se extrae "por destilación" del discurso de la nueva izquierda latinoamericana, que actualmente ocupa el poder en Bolivia, Ecuador y Venezuela:

a) La historia es la lucha de una fuerza positiva y una negativa. (Estas fuerzas son de naturaleza diferente y mucho más abarcadoras que las "clases sociales" del marxismo).

b) Sobre el escenario de la historia, la fuerza positiva tiende a vencer a la fuerza negativa; por tanto, el futuro es generalmente mejor que el pasado.

c) La fuerza negativa no es un sujeto social, como pensaba el marxismo (la burguesía). Es más bien un conjunto de "estructuras" y "relaciones" de índole transpersonal, que no sólo se asientan sobre la economía, sino que pueden encontrarse en todas las esferas de la realidad humana. Esta fuerza, llamada a veces "poder", "capital", "imperio", "sociedad tecnológica" o "sociedad de consumo" determina a los seres humanos, limitando severamente o suprimiendo su libertad.

d) La fuerza negativa se asocia al dinero, al éxito competitivo, a la excelencia que distingue a unos hombres de otros. Todo esto se considera dañino porque está basado en el amor propio. En cambio, la virtud implica el sacrificio por los demás, que se verifica sobre todo en el sacrificio del presente -que es y será lucha- en aras de un futuro de felicidad colectiva. En la medida en que esta virtud se encuentra especialmente en los pobres, éstos encarnan la fuerza positiva y por tanto la vitalidad y la creatividad sociales. (Se trata de una continuación de la ética cristiana agustiniana-jansenista, para la cual los logros valen lo mismo que los yerros, ya que todo lo bueno de esta vida es nada frente a la muerte del hombre y la grandeza de Dios. Quienes alcanzan el éxito no comprenden su propia insignificancia, se llenan de vanidad y pecan de egoísmo. En cambio, los que sufren y viven en sacrificio son acreedores de una próxima vida mejor).

e) Hoy, en Bolivia, Ecuador y Venezuela la fuerza positiva está avanzando, aunque aún no lo suficiente (por tanto, el futuro será todavía mejor que el presente).

f) Las dificultades y limitaciones de la fuerza positiva en estos tres países se deben principalmente a la oposición de la fuerza negativa, que se resiste a desaparecer. La fuerza negativa tiene una expresión nacional pero su dimensión es mundial; su núcleo se halla en los Estados Unidos. De modo que esta fuerza es más negativa y más poderosa conforme más internacional y más norteamericana sea.

g) La sociedad no está compuesta de individuos, sino de fuerzas. Las ideas, las instituciones y los hechos sociales son "construidos" por estas fuerzas. Por tanto, todo lo que sucede puede describirse en términos de "conspiraciones" y "contra-conspiraciones". Los individuos no tienen capacidad de elección excepto si rompen con el orden establecido. En tal caso, pasan del determinismo al voluntarismo: se hacen capaces de rehacer lo existente desde sus cimientos, mediante procedimientos sencillos como la redacción de una nueva Constitución o la permanencia en el poder de los representantes de la fuerza positiva. Igual que hoy el poder mundial de la fuerza negativa tiene un alcance total (incluso controla nuestros sueños), el cambio revolucionario de mañana será holista. La sociedad es una hoja de papel en blanco en la que cada fuerza escribe al final lo que quiere.

h) El Estado es un instrumento de las fuerzas. En Bolivia, Ecuador y Venezuela se ha convertido, gracias a los gobiernos de Morales, Correa y Chávez, en un instrumento de la fuerza positiva. Por consiguiente, toda extensión del poder y el alcance del Estado es favorable y debe promoverse.

i) La concepción moderna de la democracia, como "disminución y control popular del poder del Estado" y por eso como "organización de la impotencia política", impide que el Estado sirva eficazmente a la fuerza positiva. Por ejemplo, obstaculiza la reelección de Morales, Correa y Chávez, que es fundamental para la utilización del Estado por parte de la fuerza positiva. Ergo, esa concepción debe combatirse.

j) La democracia debe definirse "correctamente" como el "desborde", la continua expansión, la victoria incontenible de la fuerza positiva (identificada con la soberanía popular). No debe basarse en las instituciones de "limitación del poder", que son las instituciones liberales, sino en las creadas por la lucha de los pobres, las asambleas, las delegaciones sindicales, la deliberación indígena. No necesita proteger los derechos individuales de la acción del Estado. El Estado comprende mejor que los individuos lo que éstos necesitan. Lo que cuenta es el derecho del Estado para rehacer la sociedad positivamente.

k) La fuerza negativa es "lo constituido" y entraña la desigualdad económica, social y política, el triunfo de unos hombres y el fracaso y la tragedia de otros. En cambio, la fuerza positiva es "lo constituyente" y creará el nuevo orden social igualitario. Éste es el paraíso prometido a quienes pasen por el vía crucis de la lucha contra "lo constituido".

l) A diferencia de lo que ocurría con el marxismo, este nuevo orden no se halla preestablecido por una teoría de la historia. No es la "dictadura del proletariado"; no es el comunismo. Tiene una forma flexible, que se configurará conforme se construya, "sobre la marcha". Por eso no descarta la democracia formal en bloque. Por el contrario, puede incorporar algunos retazos de ella que no impliquen un recorte del poder del Estado, como la institución del voto (mientras éste sea favorable a la fuerza positiva).

El nuevo orden tampoco anula el capitalismo. Este orden igualitario, en tanto respuesta simétrica al régimen actual, será estatalista y contrario a la libre competencia -y en algunos casos a la gran propiedad-, pero permitirá la existencia del sector privado, con tal de que éste se someta económica y políticamente al Estado.

Es en este punto que la cosmovisión de la nueva izquierda muestra lo que ésta ha aprendido del fracaso del marxismo-leninismo del siglo veinte.

*Artículo publicado en el semanario PULSO de Bolivia en la tercera semana de enero de 2008

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores