Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow El ministro de Defensa francés en Buenos Aires

El ministro de Defensa francés en Buenos Aires PDF Imprimir E-Mail

Sep-03-09 - por Rosendo Fraga

El ministro de Defensa de Francia, Hervé Morin, visitó el Cono Sur: Brasil, Chile y  Argentina.  

En la Embajada de Francia en Buenos Aires conversó con periodistas y especialistas en los temas de Defensa.   

La política de Defensa francesa del gobierno de Nicolás Sarkozy, ante todo, busca enfrentar los riesgos que en materia de seguridad puede tener el país, entre los cuales está el terrorismo, los conflictos por la energía, el fundamentalismo islámico, la proliferación nuclear y los problemas derivados de la brecha entre el norte y el sur.  

Estas amenazas deben enfrentarse en un teatro de operaciones que es el amplio escenario que comprende desde Mauritania en el Norte de África, hasta Afganistán -donde están desplegadas tropas en el marco de la operación de la OTAN- y que requiere un cambio de fondo en la estructura militar francesa. 

Es que tras la caída del Muro -de la cual se cumplen esta semana veinte años- Europa ha dejado de ser el teatro operaciones eventual más probable para Francia.  

Para ello, se definen diversas capacidades que debe tener el sistema de defensa. La primera es anticipar los problemas y conflictos futuros (es decir, la actividad de inteligencia y análisis). La segunda es disuadir a eventuales agresor de emprender acciones contra los intereses de Francia. La tercera es la necesidad de proteger a la población francesa, tanto dentro como fuera del país. A ello se agrega la capacidad de emprender operaciones preventivas antes que un enemigo agreda, al tener certeza de que ello sucederá.  

El ámbito militar multilateral siempre será el elegido como prioridad, pero ello no impide operaciones regionales en el marco europeo y las que se determinen en función de la pertenencia a la OTAN. Pero todo ello no descarta la posibilidad de acciones unilaterales en un caso extremo en que ello se haga necesario.  

La nueva estructura militar francesa busca reducir el gasto en funcionamiento para concentrarlo en equipamiento, buscando la calidad y no la cantidad.  

Se busca una nueva estructura más pequeña, ágil y potente.  

Frente a los riesgos más probables, definidos en el amplio escenario que va desde el Norte de África hasta el Lejano Oriente, se requiere aumentar la capacidad de proyección, es decir, poder trasladar tropas, buques y aviones a decenas de miles de kilómetros.  

La restructuración también implica una reforma profunda de la actual estructura del Ministerio, dando roles concretos en la ejecución y supervisión a los jefes de estado mayor de las tres Fuerzas, los que trabajan en vinculación estrecha con el ministro y su equipo. 

Estos lineamientos han sido presentados en el último Libro Blanco de la Defensa de Francia, editado durante esta Presidencia, y que sucede a la primera edición de comienzos de los años setenta y la segunda de mediados de los noventa.  

Sobre este escenario básico, el acuerdo firmado por Francia con Brasil para vender armamentos y tecnología por 12.000 millones de dólares, incluyendo la nuclear para los tres submarinos que proyecta este país, se justifica en función de que se trata de un actor (Brasil) cada vez más importante en la escena internacional, que comparte el enfoque francés de los asuntos mundiales y que además se ha caracterizado históricamente por su vocación pacífica. Se trata de un acuerdo estratégico global, en el cual se inserta el capítulo militar. 

Respecto a Chile, las ventas de armamentos cercanas a 2.000 millones de dólares, que incluyen submarinos convencionales y helicópteros entre otros equipos, se dan en un marco similar, aunque en este caso se trate de un país mediano que los adquiere en función de esta condición y no en función de la aspiración de ser potencia global, como sucede con Brasil.  

Para la Argentina, Francia -que para los países de la región es una opción que permite cierta independencia de EEUU pero sin despertar recelos, como sucede con las compras en Rusia- tiene abiertas las mismas posibilidades, la cuestión es qué decidir y qué hacer: comprar, mejorar la capacidad operativa de armamentos adquiridos a Francia en otras épocas, mejorar el intercambio, el desarrollo conjunto en industria, la cooperación triangular Francia-Brasil-Argentina, las relaciones con Unasur, etc.  

La visión francesa sobre la defensa es un punto de vista importante para los países del Cono Sur -que en este momento desarrollan sus planes con cierta independencia de Washington- y presenta la posibilidad de acceder a mejores niveles de tecnología.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores