Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow El brazo armado de la secesión en Bolivia

El brazo armado de la secesión en Bolivia PDF Imprimir E-Mail

Dic-28-07 - por Ignacio J. Osacar - Coordinador de la Comisión de Defensa del CENM

Image
Recientemente las acciones ejecutadas por la UJC incluyeron desde concentraciones masivas de sus militantes en manifestaciones en contra de Evo Morales a acciones más violentas, como la agresión a presuntos agentes infiltrados y ataques incendiarios y explosivos contra locales partidarios.
La Unión Juvenil Cruceña (UJC) es la organización política y militar que, desde 1957, adhiere a la causa autonomista y ahonda en la actualidad la tensión entre las provincias secesionistas y el gobierno de Evo Morales.

La situación de Bolivia continúa agravándose con hechos de violencia que indican la actividad de organizaciones militantes que responden a la causa autonomista, aunque este sea un eufemismo para la intención secesionista de los departamentos orientales de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija y más recientemente de Chuquisaca. La iniciativa del uso de la fuerza se evidencia ya desde hace años por parte de la Unión Juvenil Cruceña o Cruceñista (UJC).

Esta organización surgió en 1957 como grupo de autodefensa, durante los duros y sangrientos enfrentamientos provocados por los reclamos para que el 11% del valor de la producción petrolera quedara en su lugar de origen. La UJC recluta a jóvenes desde los 17 años de edad hasta los 36, momento en el cual el militante debe continuar activando en el Comité Cívico Pro Santa Cruz, organización política de mayor influencia en la región que lidera los reclamos autonómicos, y con el cual la UJC se encuentra estrechamente vinculada tanto política como operativamente como herramienta de acción directa.

Su fundador e ideólogo fue Carlos Valverde Barbery, líder de la Falange Socialista Boliviana (FSB), ex ministro en el gobierno del General Banzer, a quien incluso hoy, y a pesar de su edad, apoyándose en un bastón, se lo ha visto participando en cortes de rutas. También se señalan como estrategas de la UJC a Sergio Antelo, arquitecto y ex-alcalde de Santa Cruz, a Carlos Dabdoub Arrién, medico e historiador y a Paula Peña, joven académica conocida como "La Generala".

Según los dirigentes de la organización sus efectivos suman unos 35.000 militantes, lo que significa que el 1% de los habitantes de los departamentos secesionistas pertenece a la organización, cifra cercana a los efectivos de la Policía Nacional en todo Bolivia, lo cual, si bien es significativo en términos relativos, aún es más significativo si se considera que abarca a un grupo de edad determinada, pero también debe apreciarse cualitativamente, respecto a las capacidades de sus cuadros y militantes, en factores como formación ideológica y política, disciplina, instrucción militar, adiestramiento y experiencia operativa previa. Si el 10 % del total contara con un nivel adecuado de instrucción y adiestramiento se dispondría de una fuerza de 3500 efectivos, que no son pocos si fueran organizados, armados y equipados para la defensa territorial o la protección de objetivos estratégicos.

Recientemente las acciones ejecutadas por la UJC incluyeron desde concentraciones masivas de sus militantes en manifestaciones en contra del gobierno de Evo Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), portando banderas y camisetas con los colores verde y blanco de Santa Cruz o acciones más violentas como la agresión a presuntos agentes infiltrados, ataques incendiarios y explosivos contra locales partidarios o domicilios particulares de dirigentes de la izquierda política y sindical.

Los hechos acontecidos en Sucre, que causaron 3 muertos en duros enfrentamientos con unidades antidisturbios de la policía, fueron protagonizados por miembros de la UJC, quienes demostraron singular capacidad para maniobrar, empleando eficazmente tácticas y procedimientos de insurrección urbana, al extremo de obligar a la policía a replegar sus efectivos de la ciudad para disminuir el nivel de violencia. Se puede apreciar que los incidentes en Sucre podrían constituir un ejercicio de comprobación del nivel de adiestramiento alcanzado por sus militantes. Sin embargo el actual presidente de la UJC, David Cejas, admitió que participaron en los incidentes, pero únicamente con equipos de Inteligencia para obtener información sobre sus oponentes políticos o detectar integrantes encubiertos de las fuerzas de seguridad.

También fueron militantes de la UJC quienes lideraron el ataque contra un avión de transporte de la Fuerza Aérea Venezolana en el aeropuerto de Riberalta (Beni) y el apresamiento y exposición pública del Capitán de Inteligencia bolivariano Luis Michael Klein Ferrer, quien con cobertura de "funcionario bancario", portaba una valija con pruebas documentales de la entrega de una suma cercana a los USD 800.000 para ayuda a cooperativas agrícolas, pero que algunas fuentes aseguran que se trataría de sobresueldos destinados a incentivar lealtades de oficiales y suboficiales de las unidades de las Fuerzas Armadas. Se comprueba así que la UJC puede operar no solo en el ámbito del departamento de Santa Cruz, sino también en otros departamentos en que sean requeridos.

Las preocupaciones de la Inteligencia Policial y Militar bolivianas se concentran en poder establecer cuales con las reales capacidades de la UJC, como elemento armado ante una eventual ruptura del orden institucional, si los departamentos del Oriente declararan su secesión efectiva, mediante la constitución de un gobierno independiente, con manejo de las relaciones exteriores, la defensa y el sistema financiero.

En los tres aspectos ha habido indicios significativos en los últimos meses, como la reunión inconsulta de los prefectos (gobernadores) en la Organización de Estados Americanos (OEA), la difusión del diseño de un billete de "100 Cruceños", que remplazaría a la actual moneda y operaciones de la UJC en acciones con pequeñas fracciones en que demuestran mejor coordinación operativa y un mayor nivel de violencia.

La respuesta del gobierno de Evo Morales llegado al punto del desgobierno sería sin duda la "militarización" de las provincias insurrectas, pero que, contrariamente a lo que él mismo ha expresado, de que existen grupos que querrían derrocarlo, estos simplemente limitarían sus objetivos a desconocerlo como presidente en los departamentos escindidos y no obstaculizarían su continuidad como presidente del territorio remanente, que comprende los departamentos de Oruro, La Paz, Potosí y Cochabamba. Claramente el peor escenario para Bolivia aunque no impracticable, si se considera que el 67% del PBI es generado en la región en conflicto.

La militarización de las capitales de los departamentos rebeldes sería ordenada cuando la UJC cruzara una "línea de no ceder", que posiblemente sea tomar simultáneamente la totalidad de las oficinas de recaudación impositiva y los aeropuertos, además de otros objetivos del gobierno central, manteniendo la ocupación de los mismos por tiempo indefinido, con defensa armada de los mismos en caso que las fuerzas policiales o militares intentaren recuperarlos, todo esto apoyado manifestaciones populares, las que dificultarían el accionar represivo, escenario este que ya se ha configurado en el pasado, aunque durante cortos lapsos y en unos pocos casos puntuales, posiblemente a modo de muy realistas "ejercicios en el terreno".

Ante la implementación del estado de sitio o de la ley marcial en esta región, las opciones de defensa se plantearían con dos modos de acción clásicos, como son la resistencia civil, principalmente urbana y la guerra de guerrillas, tanto rural como urbana, las que deben ser conducidas con un planeamiento estratégico estrechamente coordinado, pero con una ejecución compartimentada y descentralizada, en salvaguarda de la seguridad operativa. Cosa bastante difícil dado el activismo de la mayoría de sus militantes en acciones abiertas y públicas en los últimos años, lo que constituye una gran debilidad para la resistencia clandestina.

Esta situación se mantendrá con un nivel crítico para los rebeldes hasta tanto estos aseguren una considerable porción del territorio boliviano bajo dominio propio. Tal como es el caso de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) respecto a las fuerzas gubernamentales.

La falta de protección de la identidad de los militantes tiene un ejemplo en lo ocurrido con la organización Montoneros en Argentina durante los años 70, que al decidir pasar a la clandestinidad, no tuvo en cuenta que la mayoría de sus integrantes estaban ya identificados por todos los servicios de inteligencia desde hacía mucho tiempo, lo que contribuyó al rápido aniquilamiento de sus militantes políticos y militares.

Hay un factor histórico y otro contemporáneo que deben ser analizados detalladamente respecto a la influencia de la geografía cruceña en la adopción de determinados cursos de acción militar.

Fue casualmente en Santa Cruz, en la zona montañosa lindante con Chuquisaca y Cochabamba, donde Ernesto "Che" Guevara inicio operaciones guerrilleras en Bolivia, el fracaso táctico del mítico "Che" puede atribuirse a otros factores de la conducción, pero no podemos afirmar que haya estado equivocado respecto a la elección de la zona geográfica para operar. Especialmente desde la perspectiva estratégica continental.

El reciente acuerdo entre Brasil, Bolivia y Chile para crear un corredor Atlántico-Pacifico, que uniría los puertos de Iquique y Arica con Santos en el 2009, significaría una gran inversión en el sistema vial boliviano, pero todas las posibles alternativas de recorrido Este-Oeste pasan necesariamente por la conflictiva Santa Cruz, incluso la ruta Santa Cruz de la Sierra-Montero-Cochabamba, bordea grandes alturas que la dominan en el segmento de ingreso al departamento de Santa Cruz. La llave de este proyecto y la seguridad de la continuidad de su transito la tiene Santa Cruz.

Se ha planteado en el pasado que son seis los requerimientos necesarios para asegurar la victoria de la resistencia sobre fuerzas militares superiores que ocupan la totalidad de un país: 1.Un pueblo leal dispuesto a apoyar el esfuerzo militar corriendo grandes riesgos. 2. Terreno favorable y una organización que se adecue al mismo. 3. Fuentes de financiamiento adecuado. 4. Buenas comunicaciones de todo tipo (desde electrónicas hasta correos humanos). 5. Un abastecimiento logístico continuo (armamento, munición, alimentos y agua). 6. Apoyo de una potencia exterior (sumamente importante). Si todos estos elementos se verificaran como existentes en el actual cuadro de situación del Oriente boliviano es posible que una escalada de la crisis secesionista no pueda ser reprimida antes de la intervención de organismos internacionales.

En conclusión, la UJC constituye una organización que por su magnitud, organización, y antecedentes, que la vinculan con hechos comprobados de violencia urbana y rural, e incluso sospechada de acciones terroristas; podría constituirse en el núcleo de la resistencia armada ante la eventual materialización de la secesión boliviana.

 

Fuentes:

"La "media luna" hacia una "autonomía" de facto". www.la-epoca.com

"Bolivia, clima bélico por las autonomías" 15-12-07 www.lanación.com.ar

"Un grupo de choque juvenil, el custodio de la defensa autonómica" 17-12-07 www.lanacion.com.ar

"La Unión Juvenil cuenta con un equipo de inteligencia" www.la-razon.com

"Bolivia: Ponchos Rojos contra Falangistas" 04-12-07 www.servicios.clarin.com

www.nazioncamba.webcindario.com consultado 27-12-07

"Total Resistance" Mayor H. Von Dach , Paladin Press, Boulder, Colorado, U.S.A.1965.

www.googlearth.com consultado 27-12-07

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores