Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow Los procesos electorales en el mundo

Los procesos electorales en el mundo PDF Imprimir E-Mail

Sep-10-09 - por Rosendo Fraga

La caída de Obama en los sondeos no lo pone en situación crítica, pero evidencia que se está transformando en un fenómeno político normal. Asumió con una popularidad excepcional en comparación con sus predecesores y fue el Presidente que llegó con más aprobación desde la Segunda Guerra Mundial, al cumplir los primeros seis meses de gobierno. Pero en el cuarto bimestre del año (julio-agosto) sufrió una caída de aproximadamente 10 puntos, que lleva a cerca de 20 la pérdida desde que asumió. Las causas son tres: el desempleo, que está mejorando para los economistas porque de perderse 600.000 empleos por mes en el peor momento de la crisis, en agosto se perdieron sólo un cuarto de millón, pero que para la gente común va aumentando, ya que todavía en el último cuatrimestre del año se perderá un millón más; la reforma del sistema de salud, que genera la oposición de los conservadores y también la crítica de los progresistas, dadas las concesiones realizadas por el Presidente; y finalmente las bajas en Afganistán, que en agosto fueron el record en casi ocho años de guerra en este país. Obama debe asumir así que sufre el desgaste como cualquier otro. Pero es en el ámbito internacional donde su imagen sigue prácticamente intacta, sin haber sufrido desgaste en la opinión pública y continuando como un fenómeno político excepcional. 

La elección alemana del último domingo de septiembre no pone en riesgo el triunfo de Merkel, sino su libertad de acción para gestar la futura coalición de gobierno. Las elecciones realizadas en tres estados el último domingo de agosto mostraron un fuerte retroceso electoral de la Democracia Cristiana. Ello no anticipa su derrota, pero hace más difícil su objetivo de obtener suficientes bancas para poder formar coalición con el Partido Liberal, como históricamente ha gobernado la DC que hoy lidera Merkel. Esta coalición obliga a realizar menos concesiones que la establecida con la Social-Democracia, como funcionó en el período de gobierno que está terminando. Los economistas sostienen que la recesión ha tocado fondo en Alemania, pero la mejora en los efectos sociales tardará en llegar y las elecciones se realizarán así con alto nivel de desempleo. La elección alemana confirmará también la debilidad relativa de las fuerzas social-demócratas en Europa, que no logran una propuesta convincente frente a los efectos de la crisis global, como lo puso en evidencia la reciente elección para el parlamento europeo. Cabe señalar que hoy Alemania, Francia y e Italia tienen gobiernos de centro-derecha, siendo probable que esta tendencia gane las próximas elecciones tanto en España como en el Reino Unido. 

La reciente elección nacional realizada en Japón implica un cambio político importante no sólo para el país, sino también para el Asia. Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial gobernará el país una fuerza de centro-izquierda, que tiene una visión crítica hacia la alianza con EEUU, la cual ha sido el eje de la estrategia internacional del país. La visión del nuevo primer ministro es que el futuro de Japón dependerá en el largo plazo más de la relación con Pekín que con Washington. Si bien el nuevo gobierno no parece dispuesto a modificar en el corto plazo los tratados por los cuales EEUU mantiene bases militares en el país, ello puede darse en el mediano plazo si el nuevo gobierno se consolida. Ello coincide con un gobierno en Corea del Sur, más dispuesto a avanzar en la reconciliación con Corea del Norte, y ello puede también debilitar la influencia de Washington en la región. Pero la elección más grande de la historia, que fue la realizada en la India en mayo -votaron más de 700 millones de personas-, mostró la consolidación en este país de un gobierno cuya tendencia busca poner cierto limite a la hegemonía de China en la región y por ende mantener una buena relación con EEUU. En lo que hace a las elecciones de Afganistán, la reelección del Presidente (Karzai) se da en el contexto de fuertes denuncias de fraude y de la elección pakistaní ha surgido un gobierno de relativa estabilidad.

En Medio Oriente los procesos electorales, pese a las diferencias culturales, han adquirido importancia política y estratégica. La reciente elección presidencial en Irán puso en evidencia que el régimen autoritario de Ahmanidejad enfrenta una oposición con posibilidad de desgastarlo. La elección que tendrá lugar en Irak a comienzos del año próximo pondrá a prueba la viabilidad de la estrategia de EEUU de replegarse militarmente, desde la visión política. Hezbollah en el Líbano y Hamas en Palestina han mostrado que, además de tener capacidad emplear la violencia con fines políticos, también están en condiciones de utilizar las elecciones con el mismo fin. La última elección israelí mostró un fuerte giro a la derecha, al mismo tiempo que en EEUU el triunfo de Obama mostraba un cambio en la dirección contraria. La consecuencia es que Washington y Tel Aviv tienen las visiones estratégicas más diferentes en décadas.

En África los procesos electorales muestran una alta conflictividad y en América Latina las próximas elecciones presidenciales evidencian cierto giro al centro-derecha en el Cono Sur. Las últimas elecciones en el continente africano han sido muy discutidas. Por lo general los oficialismos han continuado ganando, con oposiciones cada vez más reacias a aceptar los resultados, los cuales denuncian como fraudulentos. En Egipto el régimen de Mubarak sigue ganando como si fuese el partido único; en Nigeria el oficialismo lo hace con fuertes cuestionamientos y en Sudáfrica el partido gobernante sigue triunfando, pese  a las críticas al nuevo Presidente (Zuma). En América Latina, las próximas elecciones presidenciales -que tienen lugar entre 2009 y 2011 en Brasil, Argentina, Uruguay y Chile- muestran que las fuerzas de centro-izquierda que gobiernan serían derrotadas por partidos de centro o centro-derecha. En cambio en los países con gobiernos populistas de corte autoritario, la oposición no muestra capacidad de poder ganar las próximas elecciones presidenciales en países como Bolivia, Venezuela y Ecuador, lo que sucede también en Colombia, pese a que es gobernada por un líder de centro-derecha.

 
ACTUALIDAD

ARGENTINA
2014: Año político aunque no hayan elecciones

LATINOAMERICA
El conflicto político venezolano

INTERNACIONAL
La calle desafía al poder

EVOLUCION SOCIOPOLITICA
Indicadores de conflictividad social durante 2013 y su evolución desde 1980

DEFENSA
El rol de los militares en Argentina: II. La reedición del "Operativo Dorrego"

OPINION PUBLICA
Febrero 2014: Indicadores de opinión pública latinoamericana

HISTORIA
Los vicepresidentes en la historia argentina

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores