NuevaMayoría.com
El portal sociopolítico de Iberoamérica

Los F-16 venezolanos en oferta
 

May-26-06 - por Ignacio J. Osacar - Coordinador de la Comisión de Defensa del CENM

El presidente Hugo Chávez ha manifestado que se está evaluando la compra de aviones rusos Sukoy del tipo Su30 o Su35, en reemplazo de los F-16 norteamericanos, los que comienzan a presentar problemas de mantenimiento, por su antigüedad y por que Estados Unidos retrasa la entrega de repuestos. Esto sucede después que Estados Unidos anunciara hace algunas semanas la prohibición de venta de armas a Venezuela, por la falta de colaboración en la lucha contra el terrorismo.

Chávez dijo, "Le venderemos esos aviones a quien nos dé la gana, si alguien los quiere comprar". Fuentes gubernamentales aseguraron que Irán figura en primer lugar entre los posibles compradores de los F-16, aunque la embajada iraní en Caracas desmintió a través de un segundo secretario que haya algún plan de compra. Las cláusulas contractuales prohíben la transferencia de estos aviones a terceros países sin la autorización previa de los Estados Unidos.

Si bien el gobierno norteamericano afirma que la prohibición de venta de armas no afecta el suministro de repuestos, la realidad es que a pesar de haberse depositado los fondos necesarios para su adquisición oportunamente, desde hace tres años que no se efectúa el suministro de los mismos por distintas causas.

Los 24 F-16 venezolanos (16 monoplazas serie A y 6 biplazas serie B del bloque 15) fueron vendidos por el presidente Reagan en 1982 cuando se consideraba a Venezuela un país amigo que colaboraría en la seguridad del Caribe en plena Guerra Fría. Estos aviones pertenecen al Grupo Aéreo de Caza Nro 16, habiendo totalizando en conjunto más de 35.000 horas de vuelo con la pérdida de 3 máquinas debido a accidentes.

A través de los años se han efectuado modernizaciones parciales, consistentes en modificación y mejoras de los sistemas de aviónica, pods de iluminación laser y visores nocturnos, dotación de misiles Pithon y bombas de precisión guiadas israelíes, como asi también el repotenciado de las turbinas originales a Pratt & Whitney F-100- PW-200E realizado por la Samsung coreana.

Sin embargo la antigüedad de estos aviones demanda el llamado MLU (Mid Life Upgrade), proceso de recorrida integral, con reemplazo de determinados subsistemas y componentes, lo que les permitiría extender su vida en servicio por otros 20 años. La empresa contratada para este trabajo fue la belga SABCA, que por razones de aparente influencia norteamericana nunca concretó el proyecto. Las aspiraciones venezolanas incluían la renovación total de la aviónica y nuevos radares lo que los transformaría a estos F-16 A y B en serie C y D.

La falta de cumplimiento de las etapas de mantenimiento programadas, en la vida de un avión, provoca que a medida que pasan los años, sea más costoso mantenerlo en servicio y en definitiva peligroso de volar. Como consecuencia se apela a soluciones de coyuntura, como las manifestadas por el General Alberto Muller, quien dijo que, como alternativa a la venta de los F-16, se puede, "hacer reingeniería con ellos y naturalmente como no tenemos la capacidad de hacerla con nuestros científicos nacionales, pues importamos científicos rusos, científicos iraníes, puede ser también científicos chinos".

Esta modalidad de ingeniería revertida, es decir fabricar sin licencia los repuestos a partir de la copia, fue ejecutada por países que se encontraron en posesión de aviones norteamericanos después de que sus gobiernos decidieran cortar relaciones con Estados Unidos y resultaron sancionados con embargos de armamento. En el caso de Irán fueron capaces de fabricar repuestos para los F-14 con cierto apoyo y asistencia de ingenieros rusos y según algunas fuentes, la mayoría de sus 77 F-14 se encuentran operacionales en la actualidad. Pero si bien están en condiciones de hacer lo mismo con los F-16 que eventualmente les vendería Venezuela, el avión ya es viejo para Irán, que aspira adquirir aviones como el Su 35.

Las acciones concretas en contra de Venezuela comenzaron cuando Estados Unidos expresó que intercedería para bloquear la venta de materiales que tuvieran tecnología norteamericana, entre ellos, 10 aviones de transporte y 2 de reconocimiento marítimo, como así también 4 aviones a reacción brasileros.

En ese lapso Venezuela compró a Rusia 100.000 fusiles de asalto y 6 helicópteros Mi 17, 8 Mi 35, y 1 Mi 26, y a China 3 radares tridimensionales JYL-1 con los cuales equipara un sistema C3I (Comando, Control, Comunicaciones e Inteligencia) para la defensa aérea.

La manifestación sobre la venta a Irán, o a cualquier otro país, violando las restricciones existentes en su convenio de compra, de aviones norteamericanos F-16, los cuales comienzan a sufrir problemas de mantenimiento progresivos y crecientes, debe ser interpretada como un gesto político y no como un interés real de partes, ya que pueden existir otras alternativas técnicas para los mismos, a pesar de los mayores costos necesarios para la modernización pretendida, dada la antigüedad relativa de los mismos.

Cualquiera sea la resolución que se tome, el tema F-16 parece tener un final anunciado en las circunstancias actuales. Lo que realmente debe preocupar al gobierno de Chávez, y lo que efectivamente mantendría el nivel de su poder aéreo, es definir un nuevo avión como núcleo futuro de la Fuerza Aérea Venezolana, que de tratarse de un avión ruso, deberá naturalmente asegurar prestaciones superiores a sus contrapartes regionales, pero con la condición fundamental de que requiera un mantenimiento sustentable, cosa que no siempre las empresas rusas han podido asegurar a sus clientes, independientemente de los alineamientos políticos.

Fuentes:

www.latimes.com Consultado 24-5-06 www.iblnews.com Consultado 24-5-06 www.aporrea.org Consultado 24-5-06 www.islamonline.com Consultado 24-5-06 www.fav-club.com Consultado 24-5-06 www.clarin.com Consultado 24-5-06

 

Recomendar - Recommend Imprimir - Print Pleno Acceso - Full Access Opinar - Express Volver - Back