NuevaMayoría.com
El portal sociopolítico de Iberoamérica
Rosendo Fraga

Chile y Argentina mirando al bicentenario - El rol de los medios y la opinión pública
 

Dic-17-04 - por Rosendo Fraga

'El Bicentenario que Argentina y Chile cumplen en 2010, junto con otros países de América Latina, es una buena oportunidad para repensar la relación entre ambos países hacia el futuro'
'El Bicentenario que Argentina y Chile cumplen en 2010, junto con otros países de América Latina, es una buena oportunidad para repensar la relación entre ambos países hacia el futuro'
  1. Perspectiva de la relación argentino-chilena
  2. Las relaciones entre ambos países han sufrido cierto deterioro en 2004, en razón de la crisis energética y la reacción argentina frente al artículo crítico del actual canciller chileno.

    Esto ha tenido influencia en la visión estratégica, sin que ello implique que se interrumpa el diálogo, ni que se generen conflictos diplomáticos entre los dos países. Desde la perspectiva histórica, es el momento de mayor tensión desde fines de los años setenta, cuando ambos países estuvieron al borde de un conflicto bélico por el diferendo del Beagle. Hacia el futuro, la situación afecta el proyecto de integración en la visión de largo plazo, porque ha generado dudas sobre la "confiabilidad".

    La geografía y la historia establecen una matriz estructural de la relación bilateral entre ambos países. En la perspectiva histórica, Argentina es el único vecino de Chile con el cual nunca tuvo una guerra y a la vez Argentina nunca la tuvo con Chile, como sí la tuvo con Brasil, Paraguay y con Bolivia. La realidad es que en el siglo XIX, la Argentina no intervino en el conflicto de la guerra del Pacífico y que cuando estuvimos al borde de la guerra en 1901 y 1978, finalmente siempre se impuso la posición favorable a la paz. La historia muestra más acuerdos que desacuerdos. Además, las relaciones militares pasan por el mejor momento.

    Cabe recordar que Chile es el único país de América del Sur que tiene un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos, el único que lo tiene con la UE y también el único que lo ha alcanzado con un país del Asia. Su modelo económico es diferente al del resto de la región. Esto tiene lugar en momentos que en América del Sur hay riesgos de ingobernabilidad en varios países y crece una cierta tendencia antinorteamericana. No es un momento fácil para Chile, pero también hay posiciones en común que pueden potenciarse, como la que acabamos de mencionar. Si avanzamos hacia un sistema de seguridad del Cono Sur daremos un paso muy positivo. La fuerza de paz de Haití, encabezada por contingentes brasileños y chilenos e integrada también por tropas argentinas, es un hecho muy interesante. Lo paradojal es que lo militar era lo más difícil de resolver en el pasado y ahora es donde pareciera ser más fácil avanzar y no hay que desaprovechar la oportunidad.

    En lo que hace a la percepción de la opinión pública argentina respecto de Chile, ella es positiva. Un estudio realizado por el Centro de Estudios Nueva Mayoría a comienzos de 2004, muestra que los países de Asia tienen 64% de imagen positiva -quizás influya el rol de China como nuevo mercado por el agro agentino- los de Europa 63%, los del Mercosur tienen una imagen muy similar con 57% de imagen positiva, el resto de los países de América Latina tienen 39% de imagen positiva y los Estados Unidos sólo el 21%.

    Respecto a los países en cada caso, tomando los de América, la imagen positiva de Brasil es del 65%, la de Uruguay 49%, la de Chile 44% -la imagen negativa es de sólo el 16%-, y la de México 34%.

    Tres años atrás, en los primeros meses de 2001, cuando todavía no se había precipitado el peor momento de la crisis argentina, las percepciones eran muy diferentes. La imagen positiva de los Estados Unidos era del 51%, con lo cual ha caído 30 puntos en tres años; la de Brasil era de sólo 21%, con lo cual ha mejorado 44 puntos en este período y la de Chile era de sólo 16% de imagen positiva, habiendo mejorado 28 puntos.

    Hacia el futuro, se trata de potenciar la cooperación en materia de defensa y seguridad, siendo una oportunidad que Chile debe aprovechar. La defensa de la democracia y la lucha contra la pobreza, son otros campos en los cuales es posible avanzar en la cooperación, como así también en emprendimientos comunes en lo científico y tecnológico. Las obras de infraestructura y de comunicaciones para integrarnos más en el ámbito de América del Sur es otro campo para avanzar. Tenemos que trabajar en una agenda de integración de América del Sur con sentido positivo.

  3. Argentina y Chile como subregión en América del Sur
  4. El Bicentenario que Argentina y Chile cumplen en 2010, junto con otros países de América Latina, es una buena oportunidad para repensar la relación entre ambos países hacia el futuro.

    Quizás no sea casual que un siglo atrás, la conmemoración del primer Centenario dio lugar a un intercambio de visitas presidenciales, ya que el Presidente chileno Pedro Montt visitó la Argentina el 23 de mayo de 1910 y el argentino José Figueroa Alcorta visitó Santiago para el 18 de septiembre de dicho año.

    Tuvo lugar entonces, el primer cruce de visitas presidenciales a las capitales, después que Roca y Errázuriz se encontraran en el estrecho en 1899.

    El Bicentenario puede ser una buena oportunidad para repensar la relación bilateral como grupo subregional en una América del Sur de creciente integración, como lo muestra el acta de la Unión Sudamericana que se firmará el 9 de diciembre en Cuzco Perú.

    El analista español Ramón D. Ortiz en un artículo publicado en mayo de 2000 decía que no podía simplemente dividirse América Latina en tres subregiones, como lo hace el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la mayoría de los países que prestan atención a esta región: México, Centro-América y Caribe como una, la Sudamérica andina como otra y el Cono Sur (Mercosur más Chile) como la tercera.

    Para el tercio de América Latina que está al norte del Canal de Panamá, proponía dividirla en dos, dejando México y América Central como una realidad y Caribe -con mayoría de países anglófonos- como otra.

    En el caso de América del Sur, decía que Brasil por su tamaño y dimensión -es la mitad de América del Sur- era una región en sí misma, mantenía la andina y separaba el Cono Sur propiamente dicho, Argentina, Chile y Uruguay como una entidad propia.

    Historia, cultura y geografía sustentan la existencia del Cono Sur propiamente dicho como una subregión en América del Sur con entidad propia.

    Comenzando por la historia, Argentina y Chile conmemoraron el Bicentenario juntos y esto es una situación común que no se comparte con Brasil ni Paraguay. En el caso de Uruguay, es claro que la puesta en marcha del proceso de emancipación es el generado con el pronunciamiento de Buenos Aires, al que representó el héroe nacional José Artigas, prócer fundador como lo es O’Higgins en Chile y San Martín en Argentina.

    Chile, Argentina y Uruguay, tienen una inmigración europea más importante que el resto de América Latina, el componente indígena tiene una influencia menor y entre sí tienen más afinidad que con Brasil, país con una marcada identidad cultural propia y una historia singular.

    Analizando el índice de desarrollo humano presentado por las Naciones Unidas en 2004, estos tres países tienen cierta particularidad. Es que Argentina (con el puesto más alto, 34º), Chile (en el 43º) y Uruguay (46º), son los países de América del Sur que encabezan el ranking en este indicador.

    En América Latina se registra una fuerte asimetría. Sólo dos naciones de las veinte, representan dos tercios del subcontinente en términos de territorio, PBI y población y ellas son México y Brasil. Colombia es el tercer país en población, pero tiene una economía sensiblemente menor. Argentina es el tercer PBI, pero hoy es un cuarto de México y aproximadamente un tercio de Brasil.

    La articulación de una subregión específica Cono Sur propiamente dicha, podría generar un tercer actor regional, reuniendo una población de casi 60 millones de habitantes, un PBI que sería el tercero de la región, pero que alcanzaría a casi la mitad del de Brasil. Además sería un espacio bioceánico como lo es México. Sería así el tercer actor en América del Sur, junto con un Brasil que tiene una clara entidad propia y la región andina que también la tiene.

    El Bicentenario de 2010 que pueden compartir las tres naciones como hecho fundacional de su independencia, podría permitir una acción común de tipo conmemorativo, que sea el punto inicial para delinear el rol y los alcances del Cono Sur como actor subregional dentro de la Unión Sudamericana.

    En este marco, el rol del sector empresario es relevante. En la década pasada, las inversiones chilenas en Argentina generaron un efecto político de distensión, que contribuyó al cierre de los últimos conflictos de fronteras.

    Las inversiones chilenas en la Argentina mostraron que este país había perdido los reparos de otrora a que un país limítrofe pudiera invertir en áreas consideradas "estratégicas", mientras que los capitales chilenos hicieron una apuesta por la Argentina con la clara idea de la relación bilateral además de tener raíces históricas y geográficas es clave para el futuro.

    En los últimos años, estas inversiones se redujeron, pero fueron muy importantes para romper prejuicios y crear caminos y posibilidades.

    La generación de proyectos y emprendimientos binacionales, que contemplen la condición bioceánica de ambos países articulados, puede resultar eficaz para la construcción de una relación más consistente en el cono sur.

    Proyectos binacionales planteados en conjunto, darían la necesaria masa crítica para una articulación más eficaz con Brasil y permitiría además mejorar las posibilidades de actuar con mayor eficacia en otros países de la región.

    El turismo es otra actividad que podría ser emprendida en común, lo que generaría una necesaria presentación en común ante el mundo.

    El desarrollo en materia de infraestructura y comunicaciones, es un campo en el cual los proyectos binacionales tiene una gran posibilidad de expansión. Experiencias positivas en esta cuestión, podrían dar lugar hacia el futuro a emprendimientos binacionales hacia otros países y regiones del mundo.

    Las estructuras productivas de ambos países tienen más posibilidad de articularse que de competir y este es un factor claramente favorable para la integración.

  5. Medios de comunicación y opinión pública
  6. En cuanto a los medios de comunicación, más allá de su rol que es creciente en el ámbito universal, en la relación entre Chile y Argentina tienen un papel decisivo.

    La percepción del otro, en gran medida hoy está determinada por los medios de comunicación. Ante todo, sería conveniente aumentar la información mutua en los medios, a los efectos de permitir un mayor conocimiento, en cuanto las temáticas entre ambos países.

    También resulta importante el rol de los medios en el sentido de exacerbar o moderar las diferencias existentes y las que pueden plantearse en el futuro.

    Problemas recientes surgidos en la relación bilateral durante el año 2004, son un ejemplo concreto de situaciones en las cuales el rol de los medios puede contribuir a moderar o exacerbar las diferencias en la opinión pública.

    La realidad es que cuando más se vea la televisión argentina en Chile y más la chilena en Buenos Aires, más fácil será la mutua comprensión.

    Las sociedades de ambos países son parecidas pero diferentes y conocer esas diferencias resulta fundamental para evitar los conflictos y los medios de comunicación pueden desempeñar un papel importante para ello.

    Que jóvenes periodistas hagan pasantías en medios del otro país, puede ser una acción positiva contribuyente a la mejor comprensión entre los medios de los dos países entre otras muchas acciones que pueden plantearse.

    Creo que sería muy importante realizar un estudio en paralelo de opinión pública sobre las coincidencias y diferencias entre las percepciones de ambas sociedades a los efectos de tener un diagnóstico adecuado de las diferencias y coincidencias como base para el desarrollo de futuros programas para promover la integración y la compresión entre ambas sociedades.

    Al respecto, tomando las cifras del último Latinbarómetro, podemos tener algunas primeras consideraciones al respecto al comparar los datos de Argentina y Chile, con referencia al promedio de América Latina. En Argentina la percepción de corrupción en el estado es sensiblemente más alta que en Chile; la confianza y satisfacción con la economía de mercado y la empresa privada, es marcadamente más baja en Argentina que en Chile; en materia de valores sociales, la sociedad chilena aparece como más conservadora que la Argentina; la valorización de la democracia es algo más alta en éste último. Pero también hay coincidencias, como al preguntarse acerca de sí el país va por el mal camino, Argentina y Chile muestran una marcada coincidencia, que se diferencia mucho de resto de América Latina, ya que en el promedio de la región, dos tercios piensan que su país va por el mal camino y en cambio en la Argentina y Chile, sólo piensa de esta manera un tercio.

    Queda pendiente también llevar adelante cierto enfoque común en la enseñanza escolar, que apunte a establecer en las nuevas generaciones visiones más positivas sobre el otro, buscando que temas como la historia y la geografía, apuntalen visiones comunes y no divergencias, la creencia en que se puede confiar en la mayoría de las personas, la preocupación por perder el empleo en los próximos 12 meses, la creencia en que se está ganando la batalla contra el crimen.

    La opinión pública en Argentina y Chile, en el contexto latinoamericano (Latinobarómetro)

    Percepciones coincidentes

    Tema Promedio AL Argentina Chile DiferenciaArgentina - Chile
    Discutir los asuntos públicamente favorece la democracia 58% 66% 66% =
    Quienes creen que se está ganando la batalla contra el crimen 40% 14% 14% =
    El país está gobernado por intereses poderosos para su propio beneficio 71% 71% 70% - 1
    No importa si el gobierno no es democráticoSi resuelve los problemas económicos 55% 46% 45% - 1
    Preocupación por perder el empleo en los próximos 12 meses 77% 70% 69% - 1
    Nunca apoyaría un gobierno militar 63% 63% 64% + 1
    En democracia se discute y acuerda 71% 82% 80% - 2
    Los hombres son mejor líderes políticos que las mujeres 29% 24% 26% + 2
    La economía de mercado es el único sistemaPara desarrollar su país 60% 56% 53% - 3
    Razón por la cual no se trata a todos por igual (por ser pobre) 40% 29% 32% + 3
    Prefieren vivir en un país que se respeten todosLos derechos aunque haya algún desorden 45% 47% 50% + 3
    Quienes creen que se puede confiar en la mayoría de las personas 15% 15% 19% + 4

     

    La opinión pública en Argentina y Chile en el contexto latinoamericano (Latinobarómetro)

    Percepciones relativamente diferentes

    Tema Promedio AL Argentina Chile DiferenciaArgentina - Chile
    Puede un gobierno militar solucionarMenos problemas que un gobierno democrático 59% 65% 60% - 5
    Prefieren vivir en una sociedad ordenadaAunque se limiten algunas libertades 49% 50% 45% - 5
    Insatisfacción con las privatizaciones de los servicios públicos 78% 75% 70% - 5
    El país va por mal camino 66% 34% 39% + 5
    La democracia como mejor sistema de gobierno 70% 81% 75% - 6
    Está muy satisfecho con el funcionamiento de la democracia 29% 34% 40% + 6
    La democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno 53% 64% 57% - 7
    Un poco de mano dura del gobierno no viene mal 64% 69% 76% + 7
    Es mejor que la mujer se concentre en el hogarY el hombre en el trabajo 41% 37% 29% - 8
    Si la mujer gana más que el hombreSeguro tendrá problemas 51% 45% 55% + 10
    No importa que las empresas privadas se haganCargo del país si pueden resolver la economía 47% 34% 44% + 10

     

    La opinión pública en Argentina y Chile en el contexto latinoamericano (Latinobarómetro)

    Percepciones diferentes

    Tema Promedio AL Argentina Chile DiferenciaArgentina - Chile
    La democracia es el único sistemaPara que un país se desarrolle 71% 79% 68% - 11
    Quienes votarían por un partido político si hubiera elecciones 46% 39% 50% + 11
    Cuando una vota puede hacer que las cosas sean diferentes en el futuro 56% 65% 53% - 12
    Se pelearía por política con su mejor amigo 22% 19% 32% + 13
    Hay probabilidad de sobornar a un juez 39% 46% 20% - 14
    Nos da lo mismo un régimen democrático a uno no democrático 21% 12% 26% + 14
    La empresa privada es indispensable paraEl desarrollo 64% 54% 72% + 18
    Satisfacción con la economía de mercado 19% 16% 36% + 20
    Hay probabilidad de sobornar a alguien en unMinisterio 37% 50% 19% - 21
    Insatisfacción con la economía de mercado 71% 73% 51% - 22
    La corrupción nunca se podrá elimina r 34% 22% 45% + 23
    Hay probabilidad de sobornar a un policía 43% 57% 22% - 35

     

  7. Conclusión
  8. Mirando el Bicentenario, perfilar una subregión Cono Sur propiamente dicha en América del Sur, integrada por Chile y Argentina y eventualmente sumando a Uruguay, puede ser una idea interesante a trabajar; al respecto podría crearse una comisión para coordinar festejos y actos conjuntos y coordinados para el 2010 entre los países de esta subregión, que se convierta en un primer punto de partida; definir cuáles pueden ser los campos para los emprendimientos empresarios binacionales hacia el 2010 y avanzar en ellos, puede ser otra acción concurrente; plantear la posibilidad de una campaña conjunta para comentar el turismo en el Cono Sur, permitiría discutir y analizar una presentación en conjunto de ambos países ante el mundo; la mayor interacción entre los medios de comunicación de los dos países en todos los niveles, resulta sin duda importante y el compromiso de los medios con la idea central de la integración bilateral es fundamental, para evitar que eventuales problemas deriven en estados de opinión adversos que después compliquen hacia el futuro la relación y para ello resulta relevante, advertir las semejanzas y diferencias entre la opinión pública de los respectivos países.

Recomendar - Recommend Imprimir - Print Pleno Acceso - Full Access Opinar - Express Volver - Back