NuevaMayoría.com
El portal sociopolítico de Iberoamérica
Rosendo Fraga

La importancia del voto electrónico
 

Ago-07-03 - por Rosendo Fraga

El próximo 14 de septiembre, la Argentina hará su primer experiencia práctica de 'voto electrónico', limitada a algunos distritos en la provincia de Buenos Aires, con las urnas prestadas por el gobierno brasileño.
El próximo 14 de septiembre, la Argentina hará su primer experiencia práctica de "voto electrónico", limitada a algunos distritos en la provincia de Buenos Aires, con las urnas prestadas por el gobierno brasileño.

El retroceso que ha tenido la Argentina en los últimos tiempos en materia social, ha traído como inevitable consecuencia una involución en las prácticas políticas, en el sentido de que a mayor pobreza, hay mayor clientelismo en el funcionamiento de ellas.

La combinación entre punteros, administración de la asistencia social -uno de cada cinco argentinos viviendo de subsidios del Estado- el financiamiento de la política desde las estructuras del gobierno y hasta prácticas de compra de votos a través del llamado "voto cadena", se inscriben en esta situación.

La idea de que quien no tiene 70.000 fiscales -es decir uno para cada urna- no puede ganar una elección presidencial en la Argentina, es un lugar común pero también una realidad empírica.

Las elecciones provinciales que se están realizando muestran repetidas evidencias de este tipo de situaciones.

La iniciativa del "voto electrónico", cuya primera experiencia en nuestro país tendrá lugar el 14 de septiembre en la provincia de Buenos Aires, puede ser eficaz para corregir, o por lo menos limitar, este tipo de prácticas.

Su utilización se ha venido demorando injustificadamente y más bien ha sido consecuencia de los intereses de las estructuras políticas tradicionales, ya que con la implementación del voto electrónico verán reducido su peso y significación. Uno de los argumentos esgrimidos contra el sistema, ha sido que es muy complejo para ser empleado en la Argentina.

El argumento no se sostiene, dado que lo viene utilizando con éxito Brasil, cuyo nivel educativo y cultural en los votantes es inferior al de Argentina. Además, ha puesto su sistema -que utilizó en todo su territorio cuando Lula fue electo- a disposición de las naciones de la región.

Paraguay, que realizó la elección presidencial el 27 de abril, el mismo día que la Argentina, utilizó el sistema, mientras que en la Argentina se argumentaba que la complejidad lo impedía.

Votó con urnas electrónicas facilitadas por Brasil, el 46% del electorado paraguayo cuyo padrón es de 2.400.00 votantes. Cabe señalar que Paraguay había utilizado el sistema en forma experimental en las elecciones municipales de 2001.

En el caos de este país, el sistema fue probado con éxito y contó con asistencia de la OEA, que argumenta que el voto electrónico "ofrece seguridad en cuanto a la administración de los resultados y celeridad en el escrutinio".

Paradójicamente, siendo la Capital Federal el distrito con mayor nivel educativo y socio-económico del país, no se registró ninguna iniciativa relevante tendiente a emplear en las elecciones locales este sistema. Cabe recordar que días antes de ser designado Ministro de Relaciones Exteriores, el entonces candidato a jefe de gobierno porteño, Rafael Bielsa, hizo pública su opinión a favor de la implementación del voto electrónico.

En cambio en la provincia de Buenos Aires, con indicadores socio-económicos y educativos bastante más negativos, es donde se realizará la primera experiencia.

La estructura política tradicional del distrito resistió la iniciativa del gobernador Felipe Solá, quien había enviado un proyecto a la legislatura bonaerense para utilizar el sistema, ya en noviembre de 2002. Tras vencer las resistencias, logró que el 14 de septiembre se realice una primera experiencia piloto en la provincia, que si bien alcanzaría a un porcentaje que sería de sólo el 7% del padrón bonaerense, implica un primer paso concreto en la dirección de la renovación de la política.

Pero la iniciativa no sólo requirió modificar la legislación bonaerense -el 15 de julio fue modificada la ley provincial 5.109 que lo impedía- ya que al elegirse el mismo día diputados nacionales, se requiere modificar el Código Electoral Nacional -ley 19.945- lo que no resulta fácil, dado que para hacerlo hacen falta dos tercios de cada cámara.

Tanto el diputado nacional bonaerense Rodolfo Rodil del FrePaSo, como el justicialista Pablo Fondevilla, han presentado proyectos al respecto en el Congreso de la Nación.

Esta experiencia -como la de Paraguay- también se realiza con urnas brasileñas y con asistencia de este país.

Concretamente el último fin de semana de julio, se realizó una prueba piloto con voto simulado -había que optar entre figuras históricas provinciales como el escritor José Hernández o el naturalista Florentino Ameghino- en ocho partidos del interior de la provincia que en conjunto tienen un padrón de 270.000 votantes: Azul, Olavarría, Bolívar, Roque Pérez, Saladillo, 25 de Mayo, General Alvear y Tapalqué.

En conclusión, aunque se trate de una experiencia limitada, el paso que se apresta a dar la provincia de Buenos Aires puede resultar útil para la modificación de las prácticas políticas clientelistas. Sería injustificable que la mora del Congreso de la Nación en autorizarla la hiciera posponer.

Recomendar - Recommend Imprimir - Print Pleno Acceso - Full Access Opinar - Express Volver - Back